“Me ordenaba llevarles la cena y la comida a ella, Pablo y a los perros”